2016: Año 1

Iniciamos el año con una fuerte carga de incertidumbre. Un proceso post electoral en el estado que todavía mantiene la incógnita sobre la formación de gobierno, y el cambiante contexto internacional hacen que los pronósticos no sean precisamente fáciles de realizar. Son elementos externos a nuestra economía, con influencia directa en su devenir, pero que no controlamos.

Tax Lease: un daño injusto

Blog del Presidente de Confebask. En Confebask ya dijimos en su día que se castigaba a empresas y empresarios que no eran culpables de nada,  que sólo se limitaron a acogerse a una ley entonces en vigor, y que ahora se ha demostrado además que era perfectamente legal en el seno de la Unión Europea.

El nuevo reto del modelo vasco de FP

Blog del Presidente de Confebask. "Lo decía ayer en el Palacio Euskalduna de Bilbao durante el acto de entrega de diplomas a los nuevos titulados en Formación Profesional en Euskadi:’ si hay un momento  en el que instituciones, empresas, centros educativos  y jóvenes se encuentran, y en donde se visualiza esa colaboración público-privada  tan vital para nuestro país, es éste’".

Con ánimo de entendernos

Detrás del documento que presentamos el lunes a los sindicatos no hay otro objetivo que el de entendernos. Partimos del hecho evidente de que  la economía mundial ha cambiado y lo ha hecho con una profundidad y un alcance enormes: hemos pasado de lo industrial a lo digital y de lo local a lo global. Y lo hemos hecho muy rápidamente. Como  cualquier ámbito de la vida, nuestro modelo de relaciones laborales tiene inexorablemente que adaptarse a los tiempos  y superar el bloqueo.

Sobre empleo y contratación indefinida en Euskadi

Cada vez que se publican los datos de empleo referidos a Euskadi, y esta última semana no es una excepción, enseguida salen voces, y no pocas, que prácticamente pasan de largo sobre los aspectos positivos de esas estadísticas, como el descenso del paro o una mayor ocupación, y se centran en la alta temporalidad de los nuevos contratos y una menor remuneración. De ahí deducen  una precariedad genérica de los ocupados vascos, y un empobrecimiento general de la sociedad, cuando las cifras oficiales demuestran que no es así.