Nuestras recomendaciones

Empresas:

Empresas

Aprovechar un nuevo año de crecimiento

  • Continuar elevando la presencia en el exterior, buscando nuevas oportunidades de negocio.
  • Abordar planes de inversión que permitan aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece esta etapa de crecimiento.

Asegurar y reforzar la capacidad de competir

  • Diseñar estrategias a corto, medio y largo plazo, que permitan  afrontar los retos que se le presenten en esta fase de crecimiento.
  • Diseñar planes de contingencia ante los riesgos particulares de nuevas realidades (Brexit, Cataluña…).
  • Afianzar la situación financiera de la empresa, aprovechando las excepcionales condiciones financieras existentes.
  • Diseñar estrategias en I+D+i, e industria 4.0, analizando las necesidades y posibilidades de la empresa en estas áreas, y los retos que plantean (tecnología, formación, inversión, impacto sectorial…).
  • Revisar  el tamaño empresarial  y adaptarlo a las exigencias de la economía global, que exige adecuar y desarrollar nuevas capacidades tecnológicas, organizativas, financieras y comerciales.

Trabajadores/as, empresarios/as y sus organizaciones representativas

Trabajadores y empresarios
  • Impulsar de forma conjunta el proyecto compartido que es la empresa, apostando por su posicionamiento y adaptación competitiva, en un clima de transparencia y de mutua colaboración y confianza.
  • Implementar por parte de las empresas una política de recursos humanos y de gestión de personas que fomente el compromiso, la motivación, la comunicación, la participación y el reconocimiento del esfuerzo, el talento y el desarrollo de un proyecto personal atractivo dentro de la empresa.
  • Tener un papel como agente social activo, aportando iniciativas y propuestas que impulsen la generación de nuevo tejido productivo y socioeconómico en Euskadi.
  • Profundizar en el Diálogo Social para lograr un diagnóstico compartido y buscar acuerdos y consensos en materia laboral, formativa o de políticas de empleo, con el fin de asentar y facilitar la fase de recuperación, el desarrollo económico-empresarial y la creación de empleo.
  • Lograr que la negociación colectiva sea un instrumento de apoyo a  las necesidades competitivas del mundo de hoy.

Responsables políticos e institucionales

Responsables políticos  e institucionales
  • Consolidar un marco de estabilidad, seguridad y confianza, que facilite la inversión, el crecimiento económico y la creación de empleo.
  • Aprobar medidas de estímulo del crecimiento y del empleo, para consolidar y acelerar la recuperación económica, con el fin de recuperar lo antes posible lo perdido en la crisis (inversión pública, fiscalidad, etc.).
  • Reforzar la apuesta por la industria como sector clave de futuro, potenciando la internacionalización, la formación, la I+D+i, el tamaño empresarial y la manufactura avanzada.
  • Avanzar en pos de un sistema energético eficiente en calidad y precio, que no merme la competitividad de las empresas.
  • Favorecer el espíritu empresarial, el emprendizaje y el reconocimiento social a la figura y papel del empresario y de la empresa como motor esencial para la generación de riqueza, empleo y bienestar en la sociedad.
  • Diseñar e implementar unas políticas activas de empleo eficaces (orientación, formación, recualificación), que alineen las necesidades actuales y futuras de las empresas con la capacitación, la empleabilidad y el reciclaje de las personas en general, y de los jóvenes en particular, estableciendo a su vez canales de comunicación y de colaboración permanentes y ágiles entre el mundo educativo y el empresarial.
  • Consensuar reformas que garanticen la viabilidad y sostenibilidad del estado del bienestar en el tiempo.