Logo Egunon

Domingo, 9 de Julio de 2017
Núm 186/2017
Año XXX

El Impuesto vasco de Sociedades perjudica a miles de empresas, según un estudio de Confebask (Correo)

El Impuesto de Sociedades va a ser el caballo de batalla de la reforma fiscal  que se acometerá en la recta final de este año en Euskadi. Frente a la tesis defendida por el consejero de Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu, que ve margen para aumentar la presión fiscal de las empresas, las diputaciones se muestran partidarias de «aumentar el atractivo». Término que hay que traducir por algo así como ‘dulcificar’ el tipo general del impuesto, del 28% en el País Vasco, que al situarse tres puntos por encima del 25% que aplica el Estado, genera no sólo un problema de estética sino de mayor castigo fiscal. Un estudio elaborado por la comisión de política fiscal de la patronal vasca Confebask, tomando la cuenta de resultados real de siete empresas basadas en la comunidad autónoma vasca desvela con claridad el problema: hay muchos miles de compañías en Euskadi que tendrían un beneficio neto superior si su sede social estuviese fuera. Dicho de otra forma, tienen un aliciente para la deslocalización.

Agujeros negros en la recuperación (Correo, Diario Vasco, Deia, Noticias de Gipuzkoa)

Cuando la gran mayoría de las empresas vascas ya empiezan a ver la crisis por el retrovisor, al menos una decena de destacadas compañías industriales atraviesan momentos extremadamente delicados. Algunas han recaído en crisis que nunca acabaron de dejar atrás y otras, simplemente, han dejado de ser rentables o de interesar a sus propietarios. En total suman unos 2.000 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, cerca de medio millar de ellos ya extinguidos. Aunque son de subsectores totalmente diferentes (naval, eletrodomésticos, energía, vidrio, mobiliario, papelero, tubos o piedra) la mayoría tienen en común la búsqueda desesperada de un inversor para su salvación que, sin embargo, ha pasado de largo por algunas o simplemente nunca llegó.

«Estamos buscando inversores que se hagan cargo de CEL y Xey», asegura Tapia (Correo, Diario Vasco)

La decena de empresas industriales que han sido engullidas estos días en Euskadi por la falta de liquidez ha vuelto a desatar las alarmas sobre la recuperación económica. ¿Cabe lugar para la esperanza? Para la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, la clave está en que aparezcan compañías o fondos interesados en inyectar dinero para que la actividad no se detenga. «En CEL y Xey, cuyos concursos tienen ya administrador, estamos buscando inversores industriales que se hagan cargo de las plantas. En la primera estamos con un crédito participativo y en la zumaiarra, con un 30% del capital. Tiene que haber un plan industrial y que la Administración acompañe después. Así se hizo con Xey en su día», explica.  La consejera recuerda que la fotografía general es mucho más positiva, y lanza certeros dardos a los industriales que «no creen» en los proyectos y a uno en especial; el presidente de CataCNA, quien, dice, le ha defraudado.

Los dirigentes acuerdan avanzar sin Trump contra el cambio climático (País, El Mundo, Correo, Diario Vasco, Deia, Noticias de Gipuzkoa, Gara)

Diecinueve contra uno. Ese ha sido el resultado de la cumbre del G20 celebrada ayer y antes de ayer en Hamburgo, que ha evidenciado el creciente autoaislamiento de Estados Unidos. La reunión ha puesto de manifiesto una correlación de fuerzas inédita: de un lado, EE UU; de otro, el resto del mundo industrializado y emergente. Y así lo ha reflejado el documento de conclusiones de la reunión: 19 países secundan el Acuerdo de París, mientras Washington rechaza el pacto. «Donde lamentablemente no hay consenso, hay que reflejar el disenso, no ocultarlo», explicó la canciller alemana, Angela Merkel.

Qué profesionales para qué empresas del futuro (Noticias de Gipuzkoa)

Transformación 4.0, robotización, intraemprendimiento, formación, atracción y retención del talento, cómo hacer que la investigación y un número variado de perfiles lleguen hasta las empresas. .. Estos fueron algunos de los temas que atravesaron el foro Noticias de Gipuzkoa que el pasado miércoles acogió la sede de Adegi para hablar de nuevos perfiles profesionales y características de los trabajadores del futuro. La mesa redonda estuvo compuesta por Ainhoa Aizpuru, diputada del departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial; Antxon López Usoz, presidente de AFM y director de Innovación de Danobat Group; lñaki Mujika, director ejecutivo de Tknika y Mikel Sarriegi, responsable de Formación de Adegi.

El BCE acumula 10.000 millones de deuda de 15 empresas de España (País)

El Banco Central Europeo (BCE) ha comprado en casi un año unos 10.000 millones de euros en títulos de deuda de 15 empresas españolas. Abertis, Amadeus, Cellnex, Día, Enagás, Ferrovial, Gas Natural, Iberdrola, Madrileña Red de Gas, Mapfre, Merlin, Red Eléctrica, Redexis, Repsol y Telefónica son las compañías que se han beneficiado del programa que lanzó el año pasado el eurobanco para adquirir bonos corporativos de la zona euro. Estas sociedades se han llevado el 10% de los 96.620 millones que el BCE acumula de emisiones de empresas.

Un billón de préstamos dudosos lastra la Eurozona (Correo, Diario Vasco)

La Eurozona vive un momento político relativamente dulce después de haber superado esa suerte de tormenta perfecta que supuso el ‘Brexit’, Trump y las elecciones en Países Bajos y Francia. Los vientos soplan de cola, como reconoció Mario Draghi en la última cumbre de líderes celebrada en Bruselas: «Vivimos una nueva esperanza. La certidumbre es el estímulo más barato». El ‘efecto Macron’ ha esparcido optimismo por doquier, pero Europa sólo ha ganado tiempo para afrontar su enésimo ahora o nunca, como admitió en una reciente entrevista el ministro de Economía, Luis de Guindos. Y dentro de ese reformarse o morir, hay un asunto que preocupa sobremanera al BCE: los préstamos dudosos, que suman un billón de euros.

Separar grano y paja en la economía colaborativa (Diario Vasco)

«La tecnología no crea su propio destino, sino que interactúa con nuestra cultura y nuestras instituciones». Esta fue la advertencia lanzada el pasado 26 de junio en Barcelona por uno de los mayores expertos en la llamada economía colaborativa, un término tan difuso como cambiante tras el que aparecen realidades muy distintas. Se trata del profesor Yochai Benkler, catedrático de Derecho Empresarial en la Universidad de Harvard, quien viene así a llamar la atención respecto al hecho de que los problemas que están generando algunas plataformas no son culpa del sector en sí, sino del propio afán de lucro que tiende a controlar la sociedad.

El ingenio reclama su sitio en la empresa (País)

«Somos un 0,7% de la población mundial, pero en un 6,7% de los trabajos científicos colaborativos del mundo participa al menos un español», señala Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. »Tenemos que romper con la imagen que tenemos de nosotros mismos», complementa Federico Flórez, director general de sistemas de información e innovación de Ferrovial. Sin embargo, lo que si hace falta es dar las herramientas a la innovación española para incorporarla a la industria y a la economía. De cómo lograrlo y de los progresos hechos hasta ahora se discutió en un desayuno organizado por “El País”.

El emprendimiento más allá de los 50 (El Mundo)

La UE está inmersa en el modelo de economía ‘plateada’, donde encaja ‘50pro’, un programa con sello español que brinda formación y oportunidades para los que han pasado la cincuentena y quieren seguir en el mercado laboral.

La nueva dimensión de las profesiones de siempre (El Mundo)

Quizá no sea casualidad que de repente se haya producido un auge de negocios clásicos como las barberías o que se hayan abierto nuevos restaurantes especializados en algún tipo de gastronomía. Es cierto que en el mercado laboral están naciendo profesiones nunca vistas, pero también se debe tener en cuenta que hay ocupaciones más tradicionales que permanecen. Pero no sólo eso, además, algunas de estas actividades han empezado a despertar el interés de las generaciones más jóvenes. Se trata de perfiles cualificados que manejan las nuevas tecnologías, que han sabido adaptar estas actividades a las necesidades de la sociedad actual y que han dado un aire diferente a este tipo de oficios.

México defiende el libre comercio frente a EE UU (País)

México encara el reto de  renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC). Lo hace en un contexto distinto al de los primeros años de los noventa. Entonces, el Gobierno de Carlos Salinas se tuvo que esforzar en tratar de explicar el sentido que tenía el tratado. Aunque hoy exista un gran consenso en torno a los beneficios que ha traído el TLC, en aquel entonces la oposición fue férrea. Otro de los factores que ha cambiado es que el tratado se negoció entre tres actores que tenían el mismo propósito: lograr un acuerdo que les beneficiase a todos. Una perogrullada que ahora uno de ellos amenaza con tirar por la borda. México, como le sucede a Canadá, se ha encontrado con el que el tercero de los socios ha decidido que este tratado no le sirve. La llegada a la Casa Blanca de un enemigo confeso del libre comercio como Trump ha hecho saltar todas las alarmas.

Nuestros jóvenes: pocos y maltratados por el mercado laboral (Por Sara de la Rica, catedrática de Economía de la UPV/EHU) (Correo, Diario Vasco)

«Los cambios demográficos y la crisis económica reciente obligan a reflexionar sobre la situación actual así como las perspectivas de futuro de un colectivo, nuestros jóvenes, que se ha visto muy afectado por ambos fenómenos. […] El balance de ambos fenómenos, el demográfico y la crisis económica, arroja un descenso de 1,2 millones de jóvenes entre 16 y 30 años en la última década. […]  Este descenso tan importante en la cantidad de personas jóvenes altera, entre otros, un equilibrio intergeneracional muy necesario en el mercado laboral y por supuesto imprescindible para el mantenimiento de nuestro estado de bienestar. La entrada de jóvenes al mercado laboral aporta además un capital humano, una energía, una capacidad de aprender e innovar que no tienen otros segmentos de edad. Y el futuro del empleo pasa sin duda por este colectivo».

El ritual iniciático de la reforma laboral (Por Anton Costas) (País)

«Si le pregunta a algún experto o asesor empresarial sobre lo imprescindible para consolidar la recuperación de la economía española es probable que la respuesta sea que hay que hacer otra reforma laboral. Es un estribillo. Esta respuesta forma parte también de las recomendaciones de los organismos europeos e internacionales (Comisión Europea, FMI, OCDE). Aunque venga acompañada del lamento por el aumento de la temporalidad laboral. Como si una cosa no llevase a la otra. Ven en el mercado de trabajo la mayor restricción a la competitividad y al crecimiento. Pero no es así. En primer lugar, el mercado laboral español es tanto o más flexible que el de la mayoría de países de la OCDE. En segundo lugar, la mayor restricción a la competitividad y al crecimiento viene de otros rasgos de nuestra economía».