Logo Egunon

Domingo, 3 de Diciembre de 2017
Núm 333/2017
Año XXX

La no renovación de los convenios bloquea las alzas salariales en Euskadi (Deia, Noticias de Gipuzkoa)

La posibilidad de una subida salarial en las empresas vascas está ligada, como se encargan de recordar los empresarios una y otra vez, a la situación de las empresas y a la negociación colectiva. Y la realidad es que en muchas empresas y sectores no hay alzas de salarios, aun pudiendo, porque un porcentaje significativo de los convenios colectivos no se han renovado en la Comunidad Autónoma Vasca. De hecho, el Consejo de Relaciones Laborales (CRL) señala que el 61,7% de los trabajadores vascos no tiene el convenio actualizado. Si a eso se le suma que el número de trabajadores de empresas en dificultades económicas y que ha visto cómo se les reducía el salario por la decisión empresarial de recurrir a la inaplicación de convenios crece un 57% este año, la realidad es que la recuperación de la economía vasca, con crecimientos del orden del 3% en el PIB, no está llegando a buena parte de la población.

Un puesto de trabajo cuesta un 55% más en la Administración vasca que en el sector privado (Correo, Diario Vasco)

El proyecto de Presupuestos vascos para 2018 es continuista con respecto al de este año y recoge unos gastos de personal de 2.074 millones de euros para una plantilla estructural de 37.533 trabajadores. Si se hace la cuenta que realiza cualquier empresa para determinar el coste laboral, es decir, si se divide el gasto total entre el número de empleados, la cifra que sale es 55.270 euros al año por puesto de trabajo. Eso supone que la Administración paga un 55% más que la empresa privada, porque en Euskadi el coste laboral medio es de 35.543 euros.. Tanto el Gobierno vasco como los sindicatos coinciden  en que hay muchas matizaciones que hacer a esa cifra de 55.000 euros. Lo primero, recuerdan que esa cantidad sería por puesto de trabajo y no por trabajador. Un matiz importante en un entorno en el que hay miles de interinos cubriendo las bajas y los permisos retribuidos de quienes son los titulares de las plazas.

Emanciparse no significa ser independiente (País)

En España, el 24% de los jóvenes emancipados (entre 15 y 29 años) asegura que sus ingresos mayoritarios vienen de los padres o algún otro familiar, una cifra que en 2008 se situaba en el 14%, según el Estudio de la Juventud de 2016 del Ministerio de Sanidad. «Irse de casa de los padres no implica una independencia económica total. Hay un aumento de jóvenes que se independizan y siguen dependiendo de la familia», asegura el doctor en Sociología y profesor de la Universidad de Sevilla, Antonio Echaves. Uno de los factores que dificultan la independencia de los jóvenes son los sueldos: el salario medio bruto al mes en 2016 era de 1.029,3 euros, 848 por debajo de la media. En 2008, esta diferencia era de 600 euros, y el salario bruto medio era un 14% mayor, según el INE. Además, según Eurostat, en el 2016 el 72,9% de los jóvenes tenía un contrato temporal en España, mientras que la media de la UE era de 43,8%.

El Gobierno destinará más impuestos a pagar unas pensiones cada vez menores (Correo, Diario Vasco)

El gasto en pensiones marca mes a mes nuevos récords: en noviembre más de 8.800 millones se destinaron a pagar las más de 9,5 millones de pensiones. Pero el gran quebradero de cabeza para la Seguridad Social está en los meses de julio y diciembre, cuando toca abonar también las extras y con lo que ingresa por las cotizaciones no tiene suficiente dinero. Hasta este año el sistema había ido tirando de los excedentes acumulados en los tiempos de bonanza, que alcanzaron su máximo a principios de 2012 cuando el Fondo de Reserva acumulaba 66.815 millones. Desde entonces se han dejado en el camino más de 55.000 millones hasta los poco más de 8.000 con que se quedó el viernes pasado después de retirar 3.500 millones, por lo que a duras penas llegará para otra extra. Desde Moncloa admiten que tendrán que recurrir a un crédito para 2018, algo que aseguran ya está contemplado y no supondrá un problema en el supuesto de que no llegaran a aprobarse los Presupuestos. Pero como no se puede seguir eternamente utilizando ‘parches’, fuentes de Hacienda admiten que encima de la mesa está ya destinar más impuestos para pagar las pensiones.

Economía es un sustantivo femenino (El Mundo)

El Foro Económico Mundial lo deja claro: lejos de mejorar, la desigualdad de género en la economía retrocedió en 2017 a niveles de 2008 y, a este ritmo, harán falta otros 100 años para conseguir que hombres y mujeres gocen de las mismas oportunidades y tengan las mismas condiciones. «Aplicar una cultura de la igualdad a la economía beneficiaría a todos y haría que ésta fuese más eficiente en el sentido puramente económico, en tanto que se utilizarían todos los recursos humanos de los que disponemos», asegura Yanna G. Franco, profesora de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid. Un informe del McKinsey Global Institute publicado en 2015 sugiere que las mujeres representan aproximadamente el 37% del PIB global, pero si la paridad fuera real, se añadirían 26 puntos anuales a ese porcentaje.

«La tranquilidad social y política hace a Euskadi más atractiva para las empresas» (Correo, Diario Vasco)

María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, protagonizó el viernes en San Sebastián un desayuno organizado por Elkargi. La ejecutiva, a los mandos del banco desde octubre de 2010, comparte su visión sobre la banca española, la situación del País Vasco y los sucesos que en los últimos meses está viviendo Cataluña.

«Pretender conservar la industria como está es una batalla perdida» (Deia, Noticias de Gipuzkoa)

El economista Ángel Pes, vinculado al sector bancario -es subdirector general de Caixabank- ha participado en el foro de empleo juvenil de la Fundación Novia Salcedo, donde explicó las claves de la transición hacia la nueva economía digital y su impacto en el mercado laboral. Pes coordina la red española del Pacto Mundial, una iniciativa de la ONU para hacer que las empresas garanticen derechos y empleo de calidad

La factoría del talento (Correo)

Bilbao tiene marca, pero aún no ha dado con la fórmula para afrontar con garantías los desafíos de la nueva economía. La suma de formación, juventud y empleo no siempre da el resultado querido. La ciudad pierde población –tiene 342.481 habitantes, 12.000 menos que en el año 2000– y envejece sin freno –una cuarta parte es mayor de 65 años–. Pierde punch también entre algunos jóvenes, obligados a probar fortuna fuera para buscar mejores trabajos. Pero hay «revulsivos», explican los expertos. Las instituciones han encontrado la chispa en el talento, un reclamo internacional para atraer inversiones y empresas. En esa ecuación trabaja el proyecto de emprendimiento As Fabrik de Zorrozaurre, liderado por el Ayuntamiento y con la Universidad de Mondragón como pilar de la formación universitaria. Será una de las nuevas factorías.

El Senado de EE UU aprueba la reforma fiscal republicana  (País, El Mundo)

El Senado de EE UU aprobó ayer la reforma fiscal más profunda en 30 años y allanó el camino para la primera gran victoria política de Donald Trump y los republicanos. El texto, que sufrió alteraciones  de última hora escritas a mano en los márgenes en un debate frenético, salió adelante con el apoyo de 51 votos republicanos y el rechazo de 48 demócratas y un conservador. Las empresas son las principales beneficiadas del recorte de impuestos.

«Alguna gran empresa vasca presionó con un cambio de domicilio si PNV, PSE y PP no rebajaban la fiscalidad» (Diario Vasco)

Con el acuerdo fiscal y presupuestario de PNV, PSE y PP recién salido del horno, no parecía el mejor momento para que EH Bildu ofreciera a los peneuvistas un acuerdo alternativo de estabilidad. El coordinador general de la entente abertzale, Arnaldo Otegi cree que el tiempo les dará la razón y, mientras tanto, hará pedagogía frente al «155 económico» y «la carta de fuerza» del Estado con la intervención de Cataluña.

El Cupo y otros supuestos agravios (Editorial) (Correo)

«La crisis catalana y las apreturas que provoca un desfasado modelo de financiación autonómica han alimentado en el resto de España una serie de anticuerpos contra cualquier atisbo de singularidad y supuesta concesión al nacionalismo. Tras el clima de extrema tensión política que ha azotado el país en los últimos meses, esa reacción podría resultar comprensible si no fuera porque en ocasiones choca no solo contra toda lógica, sino también contra la Constitución y los veredictos de la Justicia. El Concierto Económico, el Cupo y la fiscalidad vasca se han convertido en el chivo expiatorio de ese enrarecido clima de opinión con ataques infundados».

Nosotros, a lo nuestro (Por Ignacio Marco-Gardoqui) (Correo, Diario Vasco)

«Definitivamente el Concierto, y aún más el Cupo, se han situado en el centro de un vivo debate nacional. Lo malo es que la proliferación de artículos y de declaraciones no han conseguido avanzar ni un milímetro en su aclaración, aunque si han servido para delimitar bien las posiciones. Hay dos grupos, uno a cada lado del espectro, que van al bulto. Unos parten de la convicción de que todo el sistema es un privilegio anacrónico. El Concierto porque, dicen, es una antigüalla, supuestamente incompatible con la Europa moderna de hoy y el Cupo, porque permite una sobrefinanciación que atenta contra la igualdad de todos los españoles. ¿Datos? Pocos. Van directamente a la última línea y comprueban sin mayor análisis que el gasto social ‘per cápita’ en el País Vasco es muy superior al de la media y encuentran ahí la demostración definitiva del agravio incurrido. No sirve de nada hablarles de la solidaridad que se encuentra en el hecho de pagar por PIB y no por población»..

Defensa del Concierto Económico (Por Lorenzo B. de Quirós) (El Mundo)

«Con una mezcla explosiva de ignorancia y oportunismo se ha desplegado desde algunos sectores de la opinión una ofensiva con los regímenes forales, en especial, contra el vigente en el País Vasco. El concierto y el cupo son tildados de antiguallas medievales incompatibles con la igualdad y con la justicia. Su desaparición se ha convertido en la razón de ser de formaciones políticas sin otra identidad que la defensa de la España («Una, grande y libre») ensamblada en un discurso de áspero y alicorto igualitarismo. Al margen de la irresponsabilidad, que supone abrir el frente vasco-navarro en medio de la crisis catalana, el ataque a la foralidad constituye una expresión, diría Madariaga, de separatismo por parte de sus paladines, porque supone una incomprensión de la realidad histórica de las Españas alarmante y una impugnación del modelo constitucional que quieren defender. Por añadidura, descalificar la foralidad en nombre del liberalismo es simplemente un sarcasmo».

La paradoja de las exportaciones y el gasto en I+D (Por Rafael Pampillón, catedrático de la Universidad S. Pablo-CEU y del IE Business School) (Expansión)

El autor destaca el buen comportamiento de las exportaciones, que han permitido que España acumule cinco años consecutivos con superávit exterior. Pero estos datos contrastan con el bajo porcentaje de gasto nacional en I+D si se compara con los principales países europeos.