Las empresas medianas y grandes tienen una vulnerabilidad financiera muy inferior a las empresas pequeñas y a las microempresas

Según datos de Orkestra sobre vulnerabilidad financiera de las empresas vascas entendida como la probabilidad de no ser capaz de afrontar sus obligaciones financieras ante cambios de factores externos) la vulnerabilidad financiera de las empresas medianas y grandes es claramente inferior a la que tienen las empresas pequeñas y las micropymes.

Así, en 2017 el 16% de las empresas vascas medianas y el 19% de las grandes eran vulnerables financieramente, frente al 27% de las empresas pequeñas y el 29% de las micropymes.

Esta situación además se mantiene a lo largo de los años, si bien  a partir de 2012 la situación ha ido mejorando de manera clara.

Porcentaje de empresas vascas financieramente vulnerables por tamaño empresarial

Las empresas más pequeñas pagan en menos tiempo que las de mayor tamaño

Según datos de Cepyme, referido sólo a las pymes, cuanto más pequeño es el tamaño de la empresa, más bajo es su período de pago, dado que su poder de negociación es menor, y más tarda en cobrar.

En concreto, el período medio de pago de las microempresas en el segundo trimestre de 2018 era de 78,6 días, el de las pequeñas empresas de 80,9 días, y el de las medianas de 85,7 días.

Esta situación se produce sistemáticamente, y las diferencias sólo se diluyeron en la fase álgida de la crisis financiera, que tuvo lugar en 2012.

 

Período medio de pago por tamaño empresarial del deudor en España (días)

 

Las empresas de mayor tamaño se financian a un precio menor que las empresas que cuentan con una menor dimensión

El tipo de interés que pagan las empresas españolas grandes se sitúa sistemáticamente por debajo del precio de financiación que tienen que pagar las pymes españolas, que cuentan con una menor capacidad de negociación ante las entidades financieras que una empresa de mayor tamaño.

En concreto, el diferencial de tipos de interés en febrero se situó en el 0,39% a favor de las grandes empresas con respecto a las pymes, uno de los más bajos de la serie, dado que como media, en los últimos 15 años las pymes han pagado un 1,22% más que las grandes empresas para financiar su actividad, habiendo llegado dicho diferencial a situarse cerca del 3% en el año 2012.

Esta situación no es exclusiva de la economía española, sino que se reproduce en Europa y en los países europeos.

Precio del crédito para préstamos a empresas españolas