Noticias financieras

El Gobierno Vasco fue en enero el gobierno autónomo con el menor período de pago a sus proveedores, al pagar en dicho mes en 23,08 días, frente a los 37,30 días de retraso medio del conjunto de las CCAA, según el Mº de Hacienda.

En enero se produjo un leve repunte de la morosidad de la banca, que se situó en el 5,86%, frente al 5,81% de diciembre. Aun así, se trata de un nivel bajo, que es 7,76 puntos inferior que la tasa de morosidad máxima alcanzada en diciembre de 2013, y se sitúa en los niveles más bajos desde 2010. Los créditos dudosos en enero sumaban un total de 70.228 millones de euros, según datos del Banco de España, la cifra más baja desde diciembre de 2008, e inferior en 127.049 millones al volumen máximo del crédito dudoso registrado en enero de 2014.

Según la Encuesta europea sobre Préstamos Bancarios (elaborada por el Banco de España), durante el cuarto trimestre de 2018 las entidades financieras españolas mantuvieron invariables los criterios de aprobación de nuevos préstamos a empresas, al tiempo que se suavizaron las condiciones aplicadas a estos créditos, mientras que la petición de fondos por parte de las empresas se redujo ligeramente. Para el primer trimestre de 2019, las entidades financieras esperaban un ligero endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos a empresas, así como un aumento de las peticiones de préstamos por parte de las empresas.

El programa Aurrera para proyectos de pymes y startups adjudica en un año el 75% del presupuesto previsto para cuatro, que asciende a 5 millones de euros. Hasta ahora, se han aprobado 31 operaciones, por un monto total de 3,8 millones de euros, con un importe medio por operación en torno a 120.000 euros. Se estima que el impacto en el empleo hasta el momento es de 173 personas.

Según el último Informe de Vulnerabilidad financiera de las empresas de Euskadi, elaborado por Orkestra, el 27% de las empresas vascas eran vulnerables financieramente en 2017, lo que supone 3 puntos menos que un año antes, y cuatro puntos menos que la media de España. Además, las empresas pequeñas presentan una vulnerabilidad financiera bastante superior a las medianas y grandes.

El Gobierno Vasco y Elkargi ponen en marcha Brexit, una nueva línea de financiación a corto-medio plazo gestionada por el IVF, con aval de Elkargi, para pymes con necesidades de liquidez derivadas del contexto de incertidumbre fruto del Brexit. Esta nueva línea está dotada con 25 millones de euros, y concederá operaciones por valor de entre 50.000 y 500.000 euros, con un plazo máximo de 3 años, y carencia de 6 meses, a un tipo de interés fijo del 1,20%.

El Fondo de Innovación impulsado por la Diputación Foral de Bizkaia ha cerrado ya la financiación de 22 empresas, con un importe de créditos concedido de 5,38 millones de euros, en sus primeros meses de andadura.

ICO y CESCE firman un acuerdo de colaboración para potenciar el Fondo de Apoyo a Empresas de CESCE. El acuerdo tiene como objetivo prioritario la internacionalización de empresas españolas a través de fuentes de financiación alternativas a la bancaria.

La Unión Europea acuerda nuevas normas para facilitar la salido a Bolsa de las pymes, al abaratar y simplificar el acceso a los llamados “Mercados de crecimiento de Pymes”, una nueva categoría de plataforma de negociación dedicada a pequeños inversores. Se promueve así el acceso de las pymes a financiación no bancaria.