Cabecera informes Evolución Tejido Empresarial

Diciembre 2016

Lo más destacable

  • El número de empresas inscritas en la Seguridad Social en el País Vasco se redujo en diciembre en 96 empresas, frente a las 47 que subió en diciembre de 2015. El ritmo de crecimiento interanual del número de empresas se sitúa en el 0,4%, tres décimas menos que en noviembre. Diciembre finalizó con 58.951 empresas inscritas en la Seguridad Social, la cifra más alta en un mes de diciembre desde 2011.
  • El número de empresas se redujo en diciembre sobre todo en Bizkaia y Gipuzkoa. Respecto a diciembre de 2015, el crecimiento más intenso del número de empresas se ha producido en Araba (0,8%), seguido de Gipuzkoa (0,6%), mientras que en Bizkaia el crecimiento interanual fue del 0,5%.
  • El número de autónomos creció en diciembre en 84 personas, alcanzando los 173.644, con una subida similar a la de diciembre de 2015. Respecto a diciembre de 2015, el número de autónomos se ha reducido en 769 personas, es decir, un -0,4%, lo que supone cerrar el año con caídas por primera vez desde 2013. Desde el mínimo de agosto de 2013 sólo se han recuperado 2.292 de los 18.444 autónomos perdidos en la crisis.
  • En los nueve primeros meses del año 2016 empresas han entrado en procedimiento concursal, un 26,1% menos que en el mismo período de 2015, siendo el mejor dato desde 2008. Por sectores, destaca el descenso del número de empresas concursadas en construcción (-39%), seguido de servicios (-27%), manteniéndose estable el número de empresas concursadas en la industria.
  • En resumen, 2016 cierra como el tercer año consecutivo de creación de empresas, pero con un ritmo de aumento menor que en los dos años previos del 0,4% frente al 1,1% de 2014 y 2015. Por su parte, el número de autónomos se ha reducido ligeramente, tras haber crecido en los dos años previos. Finalmente, el número de empresas concursadas sigue disminuyendo trimestre a trimestre, si bien en el caso de la industria se produce un mantenimiento del número de empresas concursadas.
  • El escaso ritmo de creación de empresas, junto al ligero descenso del número de autónomos, reflejan lo difícil que está resultando recuperar en un plazo razonable de tiempo el tejido empresarial vasco perdido durante la crisis, y pone de relieve la importancia de impulsar medidas que promuevan y faciliten la creación de empresas y el emprendimiento, pues no se debe olvidar que son las empresas las que generan la mayor parte de la riqueza y el empleo.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco