Septiembre 2017

Lo más destacable

  • Tras varios meses con una evolución decepcionante, en septiembre se produjo un apreciable repunte del número de empresas inscritas en la Seguridad Social en el País Vasco, con 1.219 empresas más que en agosto, lo que supone el mejor mes de septiembre de toda la serie, y mejora notablemente el mes de septiembre de 2016, cuando se elevó en 707 empresas. En términos interanuales, el número de empresas apenas ha crecido en 609 empresas, un 1% más, hasta alcanzar las 59.081, la cifra más alta para un mes de septiembre desde el año 2011.
  • Respecto a agosto, el número de empresas creció en los tres territorios, pero con mayor intensidad en Araba, y algo menos fuerza en Gipuzkoa. En términos interanuales Araba tiene la mejor evolución (1,8%), seguido de Gipuzkoa (1,2%), mientras que en Bizkaia se registra el crecimiento interanual más modesto, del 0,8%.
  • En septiembre también creció el número de autónomos, en 362 personas, situándose en 171.165, lo que supone el mejor mes de septiembre al menos desde 2003. Pese a ello, respecto a septiembre de 2016 sigue habiendo 1.293 autónomos menos, lo que supone un descenso interanual del -0,7%.
  • En el primer semestre de 2017, 157 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 3,3% más que en enero-junio de 2016, lo que supone un cambio de tendencia tras tres años de caídas. Por sectores, se registran descensos del número de empresas concursadas en construcción (-23,3%), frente a las subidas registradas tanto servicios (3,2%), como sobre todo en la industria (33,3%).
  • Por tanto, tras unos meses de malos resultados, septiembre ha sido un mes positivo tanto en la evolución del número de empresas, como en lo que se refiere al número de autónomos, pese a lo cual el crecimiento del número de empresas con respecto a un año antes es muy bajo, y el número de autónomos sigue con caídas interanuales. Por su parte, el número de empresas concursadas repunta ligeramente, por el mayor número de empresas concursadas del sector servicios y, sobre todo, de la industria, tras tres años de caídas.
  • Las dificultades que muestra la economía vasca para recuperar el tejido empresarial perdido durante la crisis se prolongan en el tiempo, lo que obliga a incidir en la necesidad de impulsar y apostar por todas aquellas políticas y medidas que faciliten la generación de nuevos proyectos empresariales y el emprendimiento, y que refuercen la continuidad del tejido productivo existentes, algo imprescindible para poder dar continuidad a la generación de riqueza y empleo en Euskadi.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco