Febrero 2018

Lo más destacable

  • Leve subida en febrero del número de empresas vascas inscritas en la Seguridad Social, sumando 54 más que en enero, una subida inferior a la de febrero de 2017, cuando subió en 232 empresas. En febrero había 58.699 empresas vascas inscritas en la Seguridad Social, un 0,1% más que un año antes (66 empresas más).
  • Por sectores, y respecto a febrero de 2017, crece el número de empresas sobre todo en Construcción (+1,9%), y ligeramente en Servicios (+0,1%), pero sigue cayendo en Industria (-1,1%).
  • Por Territorios Históricos, respecto a enero cae el número de empresas en Araba y sube en Bizkaia y Gipuzkoa, y respecto a febrero de 2017 se repite la situación, con subidas en Bizkaia (0,4%), y Gipuzkoa (0,3%), y un leve descenso en Araba (-0,2%).
  • Comparando con el Estado, el crecimiento interanual del número de empresas es inferior en la CAPV (0,1%), que en el Estado (0,9%). Respecto al nivel pre-crisis, el número de empresas ha caído más en la CAPV.
  • El número de autónomos creció en febrero en 293 personas, llegando a 171.908, siendo el mejor febrero desde 2007. Pese a ello, respecto a febrero de 2017 hay 621 autónomos menos, un -0,4%.
  • En 2017, 298 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 11,2% más que en 2016, es decir, 30 empresas más, lo que supone un cambio de tendencia tras tres años de caídas. Por sectores, crecen las empresas concursadas sobre todo en Industria (25,5%), seguido de Servicios (8,7%) y de Construcción (4,4%).
  • Resumiendo, en febrero ha crecido tanto el número de empresas como el de autónomos, si bien en términos interanuales ambas variables están prácticamente estancadas. La evolución del número de empresas es menos dinámica en la CAPV que en el Estado, y peor en la industria, donde cae el número de empresas, que en construcción y servicios. Por su parte, el número de empresas concursadas repuntó en 2017, tras tres años de descensos, con un aumento de empresas concursadas en todos los sectores, pero especialmente en la industria.
  • Por tanto, se constata que la economía vasca en general, y la industria en particular, siguen teniendo fuertes dificultades para recuperar el tejido empresarial perdido durante la crisis en un período de tiempo razonable. Para acelerar el ritmo de recuperación del tejido productivo vasco, se debe seguir avanzando en la adopción de medidas que favorezcan el nacimiento de nuevos proyectos empresariales y la consolidación de los existentes, creando unas condiciones favorables para la actividad empresarial en Euskadi, lo que se traducirá en una mayor generación de riqueza y empleo.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco