Agosto 2018

Lo más destacable

  • Como ocurre siempre en agosto, el número de empresas vascas inscritas en la Seguridad Social descendió, al registrarse 544 empresas menos que en julio, sumando un total de 57.895 empresas, lo que supone un 0,1% más que en agosto de 2017 (33 empresas más), y el nivel más alto para un mes de agosto desde 2012.
  • Respecto a agosto de 2017, crece el número de empresas en Construcción (+1,8%), mientras que se reduce ligeramente tanto en Servicios (-0,1%), como en la Industria (-0,5%).
  • Por Territorios Históricos, el número de empresas se redujo respecto a julio en los tres territorios. En comparación con agosto de 2017, crece el número de empresas en Bizkaia (+0,4%), se mantiene en Gipuzkoa, y disminuye levemente en Araba (-0,1%).
  • Comparando con el Estado, el crecimiento interanual del número de empresas es menor en la CAPV (0,1%), que en el Estado (1%), y respecto al nivel pre-crisis, se ha reducido más el número de empresas en la CAPV.
  • El número de autónomos marcó un nuevo mínimo en agosto, al situarse en 170.700, 1.138 menos que en julio. Respecto a agosto de 2017 hay 103 autónomos menos, un -0,1%.
  • En el primer semestre de 2018, 130 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 17,7% menos que en el primer semestre de 2017 (28 empresas menos), lo que supone recuperar la senda de descensos interrumpida en 2017. Por sectores, caen las empresas concursadas especialmente en Industria (-35,1%), seguido de Servicios (-16,3%), y Construcción (-4,3%).
  • Resumiendo, agosto, como es habitual, ha arrojado datos decepcionantes tanto en lo que se refiere al número de empresas, como en lo que respecta al número de autónomos, que ha marcado un nuevo mínimo. Además, el crecimiento del número de empresas es menor en la CAPV que en el Estado, y en la industria y los servicios cae ligeramente el número de empresas en el último año. Por el lado bueno, destacar la apreciable caída del número de empresas concursadas en el primer semestre del año, que rompe la tendencia al alza sufrida en 2017, destacando la caída de las empresas industriales concursadas.
  • Por tanto, la evolución del número de empresas y de autónomos sigue siendo renqueante, con un crecimiento prácticamente nulo de ambas variables en el último año. Corregir este estancamiento, de manera que se pueda ir generando nuevo tejido productivo vasco, pasa por fomentar programas y medidas que faciliten la aparición de nuevos proyectos empresariales, y que consoliden los existentes, generando un marco favorable para la actividad empresarial y el emprendimiento en Euskadi y, por tanto, para generar riqueza y empleo.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco