Noviembre 2018

Lo más destacable

  • El número de empresas vascas inscritas en la Seguridad Social tuvo en noviembre su mayor ascenso desde 2014, al registrarse 179 empresas más que en octubre, sumando un total de 59.170 empresas, lo que supone 142 empresas más que en noviembre de 2017, un 0,2% más.
  • Comparando con noviembre de 2017, crece el número de empresas en Construcción (+1,7%), y apenas varía en Industria (+0,2%), y Servicios (+0,1%).
  • Por Territorios Históricos, el número de empresas creció respecto a octubre en los tres Territorios, aunque con más intensidad en Bizkaia y Araba que en Gipuzkoa. Respecto a noviembre de 2017, crece el número de empresas sobre todo en Bizkaia (+0,6%), pero también en Gipuzkoa (+0,1%), y se mantiene en Araba (+0,0%).
  • En comparación con el Estado, el crecimiento interanual del número de empresas es menor en la CAPV (+0,2%), que en el Estado (+1%), y respecto al nivel pre-crisis, baja más el número de empresas en la CAPV.
  • El número de autónomos creció en 113 personas en noviembre, la cifra más baja para un mes de noviembre desde el año 2009, y suma un total de 172.347. Respecto a noviembre de 2017 hay 1 autónomo menos.
  • En los nueve primeros meses de 2018, 193 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 14,6% menos que en los nueve primeros meses de 2017 (33 empresas menos), consolidándose así la tendencia de descensos interrumpida en 2017. Por sectores, caen las empresas concursadas en Industria (-23,4%), seguido de Servicios (-14,6%), y Construcción (-8,6%).
  • Resumiendo, en noviembre crece ligeramente tanto el número de empresas como el de autónomos. Sin embargo, el crecimiento del número de empresas es claramente menor en la CAPV que en el Estado, destacando el hecho de que el número de empresas industriales está creciendo en términos interanuales por primera vez desde la crisis. Por su parte, vuelve a destacar positivamente que el número de empresas concursadas sigue cayendo con datos ya hasta septiembre, rompiendo la tendencia al alza sufrida en 2017, dándose la mayor caída en las empresas industriales concursadas.
  • En conclusión, el hecho de que tanto el número de empresas como el de autónomos sigan mostrando un crecimiento prácticamente nulo en el último año, hace necesario una vez más incidir en que es necesario fomentar las vocaciones empresariales, y consolidar el tejido empresarial existente, profundizando en la generación de un marco y un entorno lo más amable posible para la actividad empresarial y el emprendimiento en Euskadi y, por tanto, para generar riqueza y empleo.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco