Logo Egunon

Domingo, 25 de Junio de 2017
Núm 173/2017
Año XXX

Las empresas vascas se preparan para el mejor verano desde 2007 (Correo)

El verano ha regresado a Euskadi con su máximo esplendor desde 2007. Los nubarrones de la crisis se han disipado una década después por el empuje de la confianza, que cotiza al alza tras la remontada iniciada hace un par de años. La constatación de que esta temporada estival será la mejor desde los tiempos de la recesión la reflejan los 61.000 empleos que las empresas de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa esperan crear estos meses, un 7% más que en el anterior ejercicio, como señala un informe de Adecco. El contraste es claro respecto a la crisis, cuando las fábricas bajaban la persiana en verano «y no pasaba nada porque el volumen de pedidos no era alto», recuerda Pablo Martín, del departamento económico de Confebask. «Después de muchos años de círculo vicioso, volvemos al círculo virtuoso: más empleo, más consumo, más inversión». Lo mismo piensa José Luis López Gil, presidente de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM).

«La alianza ELA-LAB nunca ha desplegado su potencialidad» (Gara)

Adolfo ‘Txiki’ Muñoz afronta su tercer mandato al frente de ELA reivindicando la naturaleza política del sindicalismo frente a quienes creen que su papel es dar validez a las políticas públicas. Muy crítico con la entente entre el Gobierno de Urkullu y la patronal, también con el apoyo que les da la minoría sindical, sentencia que «no vemos que la precariedad laboral y social se vaya a arreglar mediante un acuerdo político; hoy, no». Considera que «necesitamos una izquierda vasca que refuerce una identidad de contrapoder » y valora que para avanzar en la alianza con LAB «tenemos que estar dispuestos a revisar la cultura política».

«En dos años ya no estaré al frente de ELA. Y cuando me vaya, me iré de verdad» (Diario Vasco, Correo)

Apenas ha transcurrido una semana desde que Adolfo ‘Txiki’ Muñoz fue reelegido, con un amplio respaldo del 87,5%, para su tercer mandato como secretario general de ELA y, sin embargo, el sindicato ya está pensando en su relevo. La causa es que, tal como ha anuncia el dirigente, abandonará el puesto «en menos de dos años», al cumplir los 60. El reglamento de ELA establece que los cargos no deben superar los 59 años, aunque se puede pedir una prórroga excepcional y justificada al consejo nacional. ‘Txiki’ Muñoz va a hacer uso de esta disposición, pero solo para estar un año más. De esta forma, cuando celebre su sesenta cumpleaños el 23 de mayo de 2019 «ya no seré secretario general», confiesa.

«Quiero que Comisiones Obreras tenga capacidad de intimidación» (Correo)

Salvo sorpresa de última hora, en menos de una semana Unai Sordo se convertirá en el nuevo secretario general de CC OO. No le gusta que le vean como el ‘delfín’ de Toxo y prefiere resaltar que su nombramiento es fruto de una decisión colectiva, lo cual admite que le llena de orgullo pero que supone una responsabilidad muy grande. Esto es lo que le empujó a dar el salto y pasar a liderar el principal sindicato de España, pese a que eso signifique abandonar su querido Bilbao. Se respiran aires de renovación en CC OO y así lo deja entrever.

Bizkaia prorroga el refuerzo de su carácter innovador (Deia)

Más de la mitad de las empresas de Bizkaia reconoce haber hecho alguna actividad innovadora en el periodo 2013-2016, de forma continuada o intermitentemente. Y casi un tercio de ellas lo han hecho constantemente. Son da tos del informe Norabidea 2017, el termómetro con el que la Diputación y la Cámara de Comercio de Bilbao miden cada año la temperatura de la I+D vizcaína. Los avances registrados en los últimos cuatro años refuerzan el carácter innovador de la economía de Bizkaia y lo más importante es que estas actividades de mejora de la competitividad alcanzan gradualmente a los diferentes segmentos productivos.

«En España la baja productividad se debe a las instituciones corruptas y a la perversa relación entre política y empresa» (Deia)

Desde que publicó en 2012 junto a su colega James Robinson el libro 'Por qué fracasan los países', Daren Acemoglu es uno de los economistas más mediáticos del mundo. La respuesta que dan en el libro a la pregunta que formulan levantó airadas críticas entre el establishment político, económico y social ya que dejan claro que las naciones fracasan cuando tienen elites extractivas. Cuando los de arriba exprimen a los de abajo, extraen su riqueza, no les dejan expresarse y bloquean cualquier intento de progreso. «Por el contrario, las naciones progresan cuando tienen elites o instituciones inclusivas, que fomentan la democracia, la participación, la libertad de expresión, el derecho a la propiedad, los servicios públicos ...».

La industria responde al cambio climático (País)

Cuando, el pasado 2 de junio, el presidente de EE UU, Donald Trump, decidió que su país dejaba de ser un aliado del planeta contra el cambio climático, muchos ejecutivos se revolvieron en sus sillas. La industria, aunque solo sea por pura necesidad, reaccionó contra el demoledor anuncio del segundo país emisor de gases de efecto invernadero del globo, y lo hizo para tomar partido por un futuro donde las energías renovables cambien el inquietante curso actual de los acontecimientos. Exxon Mobil, Chevron, General Electric, Apple, Google, Microsoft, lntel, Nike, Gap, Levi's o Starbucks se posicionaron ante el «error colosal» de Trump. A este lado del Atlántico, Europa se mantuvo firme: «No habrá una renegociación del acuerdo de París», fue el mensaje unánime.

Tres perdones fiscales en democracia (Correo, Diario Vasco)

«Propongo modificar la Ley General Tributaria para prohibir las regularizaciones extraordinarias, que creo no nos han gustado a nadie». Estas palabras pronunciadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado miércoles en el Congreso vaticinan que el tiempo de las amnistías fiscales en España puede estar cerca de quedar atrás. Eso sí, esta iniciativa del Gobierno se produce después del enorme varapalo que ha supuesto la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló la amnistía aprobada por el Ejecutivo del PP en 2012 y que supone un enorme golpe moral y de imagen para el Ejecutivo. Tanto que parece difícil que ningún partido se atreva a recurrir a esta medida más. Por tanto, el contador de perdones fiscales desde la instauración de la democracia puede pararse en tres: Dos bajo gobiernos socialistas (1984 y 1991) y uno con el PP (2012).

La andaluza Unicaja y la aragonesa Ibercaja se plantean ahora copiar el ‘modelo Kutxabank’ (Correo, Diario Vasco)

Kutxabank, Unicaja e Ibercaja –tres excajas de muy parecido tamaño y concentración regional– tuvieron que afrontar a finales de 2015 un importante dilema: o sus fundaciones propietarias renunciaban al control del banco y reducían su participación por debajo de 50% (con salida a Bolsa o como fuese), o tenían que constituir un costoso fondo se reserva. Era el castigo indiscriminado impuesto por Bruselas al desmadre que hubo en la gestión de las cajas y que precipitó el rescate bancario. En ese momento sólo el banco vasco apostó por la segunda vía, que entonces se consideraba la más marginal. Ahora el contexto ha cambiado y las entidades andaluza y aragonesa estudian la ‘vía vasca’ para que las fundaciones mantengan el control, y eso que Unicaja ya ha tenido que dar el paso de salir a Bolsa y debutará el próximo viernes.

El tratado con Canadá reaviva la pugna interna en el PSOE (País)

La decisión del PSOE de Pedro Sánchez de no apoyar el tratado comercial de la Unión Europea con Canadá (CETA, por sus siglas en inglés) ha reabierto las heridas internas del Partido Socialista. Los eurodiputados que durante años negociaron en Bruselas el tratado —y que votaron que sí al acuerdo— se sienten irritados y ninguneados porque consideran que la nueva dirección del PSOE ha obrado por puro tacticismo político (acercarse a Podemos). Los responsables del PSOE lo niegan y piden más tiempo para formarse una opinión sobre el CETA. El próximo jueves, el Congreso de los Diputados deberá votar el tratado y la dirección del PSOE propugna la abstención.

El viraje socialista eleva la cotización del PNV en Madrid (Correo)

Si el PNV hubiera podido entrever por una rendija su futuro político durante la legislatura de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy, se habría pellizcado varias veces para creérselo. Del vacío político del que el lehendakari Urkullu se quejaba amargamente por carta al presidente del Gobierno, la formación jeltzale ha pasado a convertirse en la ‘prima donna’ del Congreso, la pareja de baile deseada por todos. Si el PNV ya inició la presente legislatura en posición ventajosa, como demuestra el sustancioso acuerdo sobre el Cupo y las importantes inversiones que logró arrancar al jefe del Ejecutivo central a cambio de su plácet a los Presupuestos de 2017, el brusco viraje a la izquierda del PSOE tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias hace subir aún más su cotización política y encarece su posible apoyo a las próximas Cuentas para 2018.