Domingo, 11 de Febrero de 2018
Núm 041/2018
Año XXXI

La discriminación laboral de las mujeres se escapa a la Inspección de Trabajo (País)

La Inspección de Trabajo detecta y sanciona pocas situaciones de discriminación laboral de las mujeres. En 2017, castigó a 135 empresas y recaudó 772.000 euros; el año anterior a 81. Son, apenas, el 0,1% de todas las sanciones laborales que pone. El porcentaje se mantiene en ese nivel tan bajo desde 2007, cuando tras aprobarse la Ley de Igualdad se duplicó. ¿Por qué es tan baja la cifra? Inspectores, sindicatos, expertos y Administraciones lo achacan a las dificultades para detectar las discriminaciones indirectas, la escasez de recursos, la falta de denuncias y la necesidad de más formación.

Las empresas pagan la mitad que hace 10 años (Gara)

El próximo martes se reunirá el Consejo Vasco de Finanzas para cerrar las cuentas de un año atípico. El cumplimiento de la previsión este año no oculta, sin embargo, que durante los últimos diez la recaudación ha caído con respecto a la riqueza generada y que, además, se ha desplazado hacia los impuestos que pagan los asalariados: IRPF e IVA. Pero donde mayor es el cambio es en Sociedades: la economía crece pero las empresas pagan la mitad que hace diez años.

«Un arranque de año con tanto siniestro laboral es un fracaso de la sociedad» (Correo)

Para Alberto Alonso, sdrector de Osalan, Instituto Vasco de Salud y Seguridad Laboral, « ha habido un comienzo de año catastrófico, pero cada siniestro es un fracaso colectivo de la sociedad. La Ley de Riesgos Laborales de 1995 deja claro quién es el responsable de velar por la seguridad de los trabajadores, que es el empresario. Con 23 años de ley, es absurdo ponerlo en cuestión. Pero más allá de las competencias, están las incumbencias. Tanto a la sociedad como a los representantes de los trabajadores incumbe tomar medidas activas para que esa cultura colectiva arraigue en lo más profundo»

Anticipos y deuda devoran el excedente de gasto (Deia, Noticias de Gipuzkoa)

Las administraciones vascas certificarán el próximo martes que, pese a su apariencia, la vaca de la recaudación no dará tanta leche como se intuía tras el récord de ingresos que se cosechó el año pasado. Sobre el papel, el Gobierno Vasco recibirá 729 millones de euros más de lo que inicialmente estaba previsto. Pero lo cierto es que el Consejo Vasco de Finanzas, el foro en el que el Ejecutivo y las diputaciones pactan la intensidad con la que se abre el grifo del gasto en Euskadi, tendrán que conformarse con constatar que esa lluvia de millones ya está prácticamente gastada o consignada a cuestiones que técnicamente no tendrán incidencia directa en los ciudadanos.

Gipuzkoa pierde 570 millones por el reparto de ingresos de la Ley de Aportaciones (Diario Vasco)

La Ley de Aportaciones, que lleva prorrogada siete años, ha significado en la última década que Gipuzkoa haya perdido cerca de 60 millones de euros al año por el diferencial establecido entre lo recaudado y lo estimado, en las cuantías que cada hacienda territorial aporta al Ejecutivo vasco. El coeficiente fijado perjudica al territorio guipuzcoano en esos ingresos a la bolsa común, donde Bizkaia se queda con un extra de unos 100 millones por año.

Pasaia languidece a la sombra del Puerto de Bilbao tras arrastrar 14 años de crisis (Correo)

Hay polémicas en el País Vasco que reaparecen de forma cíclica. Aunque estaba larvada desde hace tiempo, acaba de aterrizar una nueva. La que tiene que ver con el futuro del puerto guipuzcoano de Pasaia, que atraviesa una profunda crisis, ante la posibilidad de que el de Bilbao acabe absorbiendo su actividad condenándole además a la desaparición. Ha bastado una apreciación en ese sentido en un reciente estudio de PWC –realizado mediante encuesta a empresarios vascos– para que Giport, la asociación que agrupa los intereses de un buen número de empresas que operan en los muelles de Pasaia, desate toda la artillería. La receta es la de siempre para estos casos. Una apelación crítica a las instituciones públicas a las que se acusa de asistir impasibles a la muerte anunciada de ese puerto y a que su tráfico sea absorbido por Bilbao. Todo ello teñido de pugna territorial.

«La deuda española es impagable, el país está en bancarrota» (Deia)

Economista y abogado, el catalán José María Gay de Liébana lleva tiempo criticando el gasto público excesivo y la falta de medidas para reducir la deuda. Gay de Liébana estará el próximo día 14 en Bilbao para analizar el momento económico en un acto organizado por APD con el apoyo de Deusto Alumni y Euskaltel . El profesor Gay de Liébana defiende el sistema vasco del concierto y cupo, por lo que supone de corresponsabilidad fiscal, y el apoyo a la industria y se muestra pesimista a corto plazo sobre la situación en Cataluña

Por qué trabajar más horas no le hace más productivo (El Mundo)

Ser dueño de su tiempo le hará libre y más productivo. Aplicar este mantra en el trabajo diario es la mejor opción para lograr esa eficacia que todos los profesionales persiguen, porque no se trata de trabajar más horas, sino de hacerlo mejor. La productividad es la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para lograrlos, y permanecer más tiempo en el puesto de trabajo no es la solución para aumentarla. Los psicólogos y los neuropsiquiatras aseguran que si existe prisa y estrés, la atención se dispersa y el rendimiento es menor. El 80% de nuestra productividad se consigue con el 20% de nuestro tiempo. El rendimiento, por tanto, está asociado a la eficiencia.

Tres rescates después, ¿es Grecia todavía rescatable? (El Mundo, País)

Tras ocho años y 260.000 millones, el país heleno saldrá en 2018 de su tercer programa de rescate. Tsipras afirma que es el inicio de «una nueva era» y la Comisión avisa de que se trata del primer paso para dejar atrás la crisis.

«Empleados y consumidores quieren empresas con compromiso» (País)

Los ciudadanos del mundo creen más en las empresas que en los gobiernos o los medios de comunicación. Solo las ONG están más acreditadas, y no por mucho. En un mundo así, el mensaje de los directivos cobra más relevancia que nunca. Es una de las conclusiones que Richard Edelman saca del Barómetro de confianza publicado cada año por la consultora de relaciones públicas fundada por su padre y que, en su última edición, ha entrevistado a 33.000 personas en 18 países.

Menos recelos y más colaboración (Por Ignacio Marco Gardoqui) (Correo, Diario Vasco)

«La colaboración entre las diferentes esferas de la administración y las empresas acostumbra a dar buenos resultados. Desde luego, mucho mejores que cuando la relación se trunca en enfrentamientos permanentes. El Gobierno vasco, la Diputación de Bizkaia e Iberdrola firmaron el viernes un acuerdo para continuar con los avances logrados en la digitalización de la red eléctrica. El acuerdo es bueno para los usuarios, pues mejorará la calidad del servicio, y lo será también para el conjunto del país, pues avanza hacia una mayor racionalización del consumo de energía, lo que equivale a decir que se consumirá menos».

Solo aciertan cuando rectifican (Por Iñaki Anasagasti) (Deia)

«[…]Afortunadamente, ETA decidió en 2011 cesar definitivamente su locura y el país va poco a poco normalizándose. Y es lógico que se produzcan fotografías como las que vimos el pasado 29 de enero dándose la mano Arnaldo Otegi y Roberto Larrañaga en la sede de Confebask. […] Estaba Otegi con Maddalen Iriarte, Leire Pinedo e Iker Casanova, dando a entender que no habían ido a hablar de ese pasado sangriento sino de autogobierno, presupuestos, fiscalidad y negociación, sacándose la espina de que no fueran invitados en octubre al acto que Confebask organizó en recuerdo de los empresarios asesinados y extorsionados. […] Pero hizo bien Confebask en propiciar ese encuentro, a pesar del riesgo de blanqueo a toda una conducta. Siempre alguien debe ser más generoso que el otro y en esa foto la patronal lo fue».

Historia de un desconcierto (Por J. M. Ruiz Soroa) (Correo)

La sociedad vivió el chantaje de ETA a los empresarios como un caos moral, con muy pocos islotes de dignidad exigente. Ahora, a toro pasado, todos se felicitan y aplauden.