CabeceraEgunon

Domingo, 11 de Marzo de 2018
Núm 069/2018
Año XXXI

Urkullu emplaza a ETA a que exprese que el daño causado a las víctimas «fue injusto» (Diario Vasco, Correo, Deia, Noticias de Gipuzkoa, Gara, El Mundo)

Alrededor de doscientas personas de diferentes ámbitos de la sociedad vasca se sumaron ayer al acto que organizó el Gobierno vasco con motivo del Día Europeo por las Víctimas del Terrorismo. El homenaje estuvo presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu. Formaron parte del círculo solidario, entre otros, representantes del mundo empresarial como Roberto Larrañaga, Iñaki Garcinuño y Pedro Esnaola, así como Loli García y Raúl Arza, de los sindicatos CCOO y UGT. «No sabemos si alguna vez ETA y el resto de organizaciones terroristas llegarán a hacer una lectura autocrítica sobre lo que hicieron. No sabemos si serán capaces de expresar algo que repare el daño que causaron a las víctimas y a la sociedad. No sabemos si lo harán, sabemos que deberían hacerlo. No sabemos si lo harán, pero la sociedad, las instituciones vascas y sus representantes sí podemos hacerlo». Con un discurso contundente, el lehendakari quiso reconocer el sufrimiento injusto  que el terrorismo causó en sus víctimas y sus familias, pero también lanzar un mensaje a quienes, a día de hoy, todavía siguen sin reconocerlo.

Aumenta el temor a que el proteccionismo de EE UU lastre la economía (Diario Vasco)

El pasado jueves el presidente de EE UU, Donald Trump, cruzó el Rubicón comercial con la aprobación de aranceles a las importaciones de acero y aluminio. Una medida proteccionista que ha caído como un jarro de agua fría en las principales instituciones internacionales y, sobre todo, en la Unión Europea que ya ha advertido de que responderá de forma «proporcionada» con la imposición de tasas a algunos productos estadounidenses, algo que también podría hacer China. Unas medidas que podrían desencadenar una guerra comercial que reduciría las exportaciones mundiales y afectaría al crecimiento económico. Un escenario que, sin duda, tendría impacto en España en un momento en el que el sector exterior lleva varios ejercicios con una aportación positiva al PIB (0,3 décimas en 2017).

Diez empresas vascas, dos clústeres y Tecnalia se alían para competir en el mercado petrolero y eólico en entornos marinos agresivos

«Apostamos por ser proveedores de petroleras y eólicas en los entornos marinos más agresivos»

El responsable de Comercio de Trump no aclara a la UE cómo eludir el arancel (Correo, Diario Vasco, Deia)

«Es una reunión, no la reunión. No se va a solucionar todo», había advertido la víspera el vicepresidente de la Comisión Europea Jirky Katainen. Se refería al encuentro previsto ayer en Bruselas entre la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, y su homólogo estadounidense, Robert Lighthizer, para abordar los aranceles firmados el jueves por el presidente Donald Trump. Y tal y como predecía Katainen, poco o nada se logró. Tras el encuentro, Malmström aseguró que las dudas persisten en Bruselas en lo relativo al proceso para poder quedar exento de los aranceles al acero (25%) y al aluminio (10%) que pretende imponer el Gobierno de Trump y que, por tanto, seguirán las negociaciones la semana próxima.

Dos años de tipos al 0%... Y lo que queda (Correo, Diario Vasco)

El 10 de marzo de 2016 Mario Draghi anunció una bajada histórica de los tipos de interés de referencia al 0%, aumentó las compras mensuales de deuda pública de 60.000 a 80.000 millones, amplió la cartera de activos a empresas privadas, anunció cuatro nuevas barras de liquidez a tipos negativos y siguió penalizando la tasa de facilidad de depósito al bajarla del -0,30% al -0,40%.  El porqué de lo ocurrido es de sobra conocido. La Eurozona no levantaba cabeza, el populismo atenazaba a las capitales a la hora de impulsar reformas estructurales y la economía del bloque renqueaba registrando tasas paupérrimas. El BCE ha sido la gran red que ha sustentado el euro y, gracias a sus medidas, las tasas de crecimiento han vuelto a niveles de hace una década. Sin embargo, todo sigue igual. Dos años después, los tipos no se han movido del 0% y la facilidad de depósito sigue anclada en el -0,4%. Dos años ya... Y lo que queda.

Europa y EEUU dan alas a la economía vasca (Noticias de Gipuzkoa, Deia)

La industria vasca se ha acostumbrado a viajar y, como buena turista, acude con asiduidad a un buen puñado de destinos, pero explora constantemente el mapa en busca de países de interés y más exóticos donde hay oportunidades. El nuevo récord de exportaciones de las empresas de Euskadi situó el año pasado el listón muy alto. Se vendieron productos en mercados exteriores por valor de 23.860 millones de euros. Son casi 2.300 millones más que en 2016 y cerca de 1.400 más que el anterior récord, fijado en 2014, el primer año de la recuperación económica. Será complicado batir la marca fijada en 2017, pero lo cierto es que la actividad exterior vasca se asienta sobre cimientos sólidos. Se apoya en el dinamismo de las principales economías del planeta y entre los tres primeros destinos están, por este orden, Alemania, Francia y Estados Unidos.

La siderurgia tiene futuro en Euskadi pero necesita cambios (Correo)

Es probablemente una consecuencia de la modernidad, pero lo cierto es que el sector siderúrgico vasco  vive estos días pendientes de cada tuit del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Pero más allá de esa cuestión coyuntural, la industria vasca del acero tiene problemas profundos. Un olor a reconversión permanente, a crisis cíclica y traumática, en una especie de carrera que siempre parece perderse: la que se libra cada día con los países de menores costes –mano de obra y energía, principalmente–, que han descubierto esta industria como lo hizo el País Vasco en el siglo pasado. ¿Tiene futuro aquí? Los expertos coinciden en dar un «sí» rotundo a esa pregunta, pero también admiten que debe seguirse una hoja de ruta inexorable. Fabricar productos cada vez más sofisticados y por lo tanto menos al alcance de los países ‘low cost’; concentrar empresas para ganar economías de escala; potencia financiera y aplicar la cirugía, por dolorosa que resulte, para achatarrar aquellas instalaciones que ya no son rentables o que se han quedado obsoletas.

«No sé si es cooperación o fusión, pero tenemos que ganar tamaño» (Correo)

Pese a las dificultades, es optimista. La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, cree que el sector vasco del acero está sometido a una doble presión. De un lado, la que ejercen determinados «elementos coyunturales como es el caso de los costes de la energía o las amenazas proteccionistas de Trump», pero también hay un «proceso de transformación» que no es muy distinto en sus elementos básicos al que sufren todos los sectores de actividad. Tapia cree que «la siderurgia vasca se encuentra en plena transformación, por dos razones. La primera, la digitalización está revolucionando la forma de producir. Pero además, las empresas de este sector se encuentran ahora en la necesidad de hacer algo más. Vale, tienen la chapa o el tubo, pero tienen que ir más lejos, entrar en los siguientes procesos de transformación. En definitiva, están obligados a avanzar en la búsqueda de productos de un mayor valor añadido».

Es uno de los pilares de nuestra industria (Por Alvaro Videgain, presidente de Tubacex) (Correo)

«Cuando me pidieron que diese mi opinión sobre si el acero puede tener futuro en el País Vasco, lógicamente lo primero que dije es que tenemos personas en nuestro querido país mucho más capacitadas y preparadas que yo para hacerlo. Pero que con mucho gusto podía dar mi modesta visión sobre el tema, con el que estoy relacionado profesionalmente desde hace más de 40 años. Mi primera afirmación es positiva. Por supuesto, el acero es fundamental para nosotros. Está dentro del ADN del País Vasco, desde siempre lo ha sido y será una fuente de riqueza y por ningún concepto lo debemos perder».

Las claves son innovar y cooperar (Por Asier San Millán, director del clúster siderúrgico, Siderex) (Correo)

«En más de una ocasión se ha planteado si tiene sentido la siderurgia como actividad industrial en Euskadi. La respuesta es clara: Sí.  [...] Euskadi cuenta con una notable industria transformadora cuya producción y diversidad de productos vende en su mayor parte a Europa, en especial productos largos, acero inoxidable y aceros especiales. […] Sin embargo, a pesar de este ‘dulce’ momento que estamos atravesando y como cualquier otro tipo de actividad industrial que se precie, tenemos que convivir con factores coyunturales y estructurales que se deben mejorar para asegurar un sostenimiento de nuestro sector. […]Por ello, teniendo en cuenta el mundo tan globalizado en el que nos encontramos y donde la competencia es tan feroz, la mejor alternativa posible es la de huir de los productos y servicios ‘commodities’, diferenciándose y evolucionando hacia productos de alto valor añadido».

La automoción vasca afronta la tormenta de Trump en un momento récord de exportaciones (Diario Vasco)

El sector de la automoción vuelve a tratar de medir la huella que dejan los pasos de Donald Trump. A medida que avanzaba esta semana, el presidente de los Estados Unidos incluía más productos entre los potenciales perjudicados de sus lesivos aranceles El presidente de EE UU lanzó un globo sonda avanzando una posible aplicación de un arancel del 25% a las importaciones de vehículos fabricados en la UE. La medida afectaría de lleno a la industria vasca de la automoción en un nivel similar al que, por ejemplo, representaría a la industria pesada la imposición de aranceles al acero. Y es que, según las estadísticas del ICEX, el sector del automóvil vasco en su conjunto (vehículos y componentes) exportó a EE UU por valor de 178 millones de euros el pasado año.

El reto español de hacer obras sin cicatería política (País)

La historia de las infraestructuras en España se ha escrito demasiadas veces con renglones torcidos. Los puertos, por ejemplo, acaban de terminar un año récord en transporte de mercancías, con 15,9 millones de TEU (unidad de carga que equivale a contenedores de 20 pies), pero tienen capacidad instalada para gestionar más de 30 millones, casi el doble. La han conseguido a golpe de inversiones multimillonarias y a algunas obras inútiles o dañinas desde el punto de vista medioambiental, ideadas por políticos a la caza del voto. ¿Qué falla? «El no planificar. No debemos convertir las infraestructuras en una discusión política, sino en una cuestión de Estado para mantener la competitividad en un país que tiene sus dos mayores activos en el turismo y las exportaciones», analiza Julián Núñez, presidente de la patronal Seopan.

El negocio fiscal de la economía colaborativa (Correo, Diario Vasco)

El negocio de las grandes plataformas de la denominada economía digital parece cada vez más redondo, y en ello tiene un papel importante el uso de la ingeniería fiscal, como hacen los grandes grupos empresariales. Lejos queda la bucólica imagen de meros emprendedores que, no obstante, sí caracteriza a otras muchas pequeñas compañías que entre 2009 y 2010 empezaron a andar bajo el paraguas del consumo colaborativo, esto es, compartir (‘sharing’) activos y productos a priori poco utilizados. La entrada de grandes multinacionales ha dibujado una línea cada vez más ostensible entre unas y otras. Basta leer sus cuentas anuales en España para darse cuenta; en concreto las de 2013 a 2016 (las últimas en el registro mercantil), el período que aún podría ser revisado por las autoridades tributarias.

Euskadi se pone al frente de las movilizaciones (Correo)

El potencial reivindicativo de los vascos, que eclosionó durante la Transición, se ha recuperado estos días de la mano de los jubilados y la lucha por la igualdad. No es casualidad que Bilbao lidere las protestas de los pensionistas en España o que Vitoria reúna a 70.000 personas el 8-M. Detrás de esas cifras está un tejido asociativo consolidado y una cultura de la movilización muy arraigada.

«Hay riesgo de que la formación universitaria sea solo para el empleo» (Deia, Noticias de Gipuzkoa)

El rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, repasa temas clave de la actualidad universitaria, como la irrupción de la formación dual o su proyecto para el campo sanitario.

Ciudadanos se consolida como primera fuerza política (País)

Ciudadanos se consolida como la primera fuerza política de España, según una encuesta llevada a cabo por Metroscopia para El País, elaborada días antes de la manifestación feminista del pasado 8 de marzo. El partido de Albert Rivera sube unas décimas con respecto al último sondeo: del 28,3% pasa al 28,9%. Pero, más allá de los números, lo que refleja el sondeo es que la formación naranja se afianza en una tendencia al alza a costa del desgaste de PP y PSOE. Ambos bajan. La formación de Mariano Rajoy pasa del 21,9% al 21,5%. La de Pedro Sánchez, del 20,1% al 19,4%. Podemos confirma su lenta remontada. La encuesta confirma que el nerviosismo que se vive en el PP por la amenaza de Ciudadanos se basa en una realidad a 15 meses de las elecciones europeas, autonómicas y municipales.

Esperpento, equivocación y error (Por Ignacio Marco-Gardoqui) (Correo, Diario Vasco)

«La decisión del presidente Donald Trump de imponer un arancel muy elevado a las importaciones de acero es una equivocación, envuelta en un error y presentada como un esperpento. En efecto, la rueda de prensa en la que explicó sus planes inmediatos fue la cumbre del despropósito, la sublimación del populismo y el éxtasis de la banalidad. Anunció una medida que distorsiona gravemente los intercambios internacionales y conlleva un elevado potencial de provocar inmensos daños colaterales. Y lo hizo rodeado de trabajadores del metal, jaleados por él y que le jaleaban a él, mientras daba órdenes en directo a los secretarios de Estado implicados. Una estampa inverosímil que pasará a la historia como uno de los momentos estelares de la demagogia».