CabeceraEgunon

Domingo, 6 de Mayo de 2018
Núm 124/2018
Año XXXI

Hacienda pone la lupa en los ‘agujeros’ del dinero público (Diario Vasco)

El Ministerio de Hacienda no va a tardar años en mantener el ajuste de las cuentas públicas. El Presupuesto del Estado que se encuentra en tramitación en las Cortes ya anticipa una política de contención, con varias áreas en las que el Gobierno ha fijado su objetivo para evitar una sangría de dinero público. ‘España inicia su proceso de revisión del gasto’ es el título bajo el que el Ejecutivo resume las actuaciones que llevará a cabo en los tres próximos años para lograr unas salidas de dinero que sean «más eficientes», como indica el texto. Los siete grandes proyectos sobre los que el Estado pasará la lupa son los siguientes: Evaluación de Estrategia y Procedimiento de la Administración Central; medicamentos dispensados con receta médica (comunidades de regimen común), políticas activas de empleo; becas universitarias; I+D+i; competitividad empresarial; y una evaluación de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos.

España se resigna a vivir con un Estado del Bienestar cada vez más ajustado (Correo, Diario Vasco)

Si las consecuencias de la crisis se miden por el dinero que el Estado dedica a los servicios públicos básicos, España no saldrá nunca de la depresión. O vivirá en un reformulado Estado del Bienestar que seguirá existiendo, sí, pero de forma mucho más constreñida con respecto a lo que la mayor parte de la ciudadanía había vivido hasta hace poco más de una década. En la ecuación formada por un sistema económico abierto y dotado con protección pública, esta última proporción perderá peso a medida que pasen los años. El propio Gobierno lo asume en su Programa de Estabilidad presentado esta semana a la Comisión Europea. El documento incluye predicciones hasta 2070 en las que se atisba una merma del Estado del Bienestar.

Menos asalariados y más ‘freelance’ (El Mundo)

Más pronto de lo que pensamos diremos adiós al trabajo para toda la vida. Todo apunta a que en los próximos años ya no desempeñaremos sólo una profesión sino que iremos cambiando de funciones a lo largo de toda nuestra carrera profesional, y lo más probable es que lo hagamos en empresas diversas. Los expertos señalan que los empleados deberán reinventarse una y otra vez si no quieren quedarse por el camino, por lo que la formación continua será esencial, junto a la flexibilidad y la capacidad de adaptación. Además, el número de asalariados disminuirá con el paso de los años mientras aumentará el de freelance o colaboradores. Según un estudio de LinkedIn, si en 1989 este colectivo apenas representaban un 6% de la mano de obra en EEUU, llegará al 43% en 2020.

Los jubilados mantienen el pulso (Correo, Diario Vasco)

Pese al pacto sobre pensiones entre PP y PNV, unas 33.000 personas exigieron en Bilbao que lo acordado sea definitivo y se eleven aún más las rentas bajas. La afluencia a la manifestación fue interpretada como un éxito por el movimiento territorial, que se siente reforzado para seguir con su intensa agenda de movilizaciones.

A todo gas para reducir los malos humos (País)

En el último decenio, sobre todo, el uso del gas natural se ha convertido en la bandera de muchas industrias, gobiernos y expertos para hacer frente a la creciente demanda de energía en el mundo y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera durante la etapa de transición hacia un mundo mayoritariamente impulsado por energías limpias y renovables. Sin embargo, las agencias y grupos medioambientales siempre han temido que tanto entusiasmo por el gas acabe retrasando la expansión de energías como la solar o eólica. Y hoy, observando el indisimulado desprecio del presidente Donald Trump por las políticas de protección medioambiental, esos temores parecen más fundados. EE UU es el mayor productor de gas del mundo y estará en el podio de los mayores exportadores en los próximos 20 años, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

«Mondragón no ha engañado a nadie; la demanda es un disparate» (Correo, Diario Vasco)

Iñigo Ucín, presidente de Mondragón Corporación, repasa en su primera entrevista desde que llegó al cargo uno de los episodios más incómodos para el grupo, al que más de 900 socios y exsocios de Fagor Electrodomésticos (FED) y Edesa reclaman ante los tribunales casi 48 millones de euros perdidos en aquel fiasco. El directivo da cuenta también del estado de salud y de los proyectos del gigante industrial vasco, para el que reclama el lugar que merece.  El presidente de Mondragón reconoce que la pirámide poblacional y la pelea por el talento también les inquietan y asegura que «deberíamos de haber estado en el pacto del Gobierno con Confebask». Según Ucín, «muchas veces se olvida que en Euskadi, aparte de la patronal y los sindicatos, hay otra realidad que tiene un peso específico».

Objetivo: reducir a 10.000 las sucursales (El Mundo)

España cuenta actualmente con 28.181 oficinas bancarias, frente a las más de 46.000 que había antes de la crisis financiera. La nueva etapa de la banca afecta también a su lado inmobiliario

Kutxabank y Caja Rural mantienen viva la negociación de La Naval con la banca (Deia)

Kutxabank y Caja Rural de Navarra han mostrado ya su apoyo a La Naval para refinanciar el último barco del astillero y son las entidades financieras que mantienen abierta la puerta de la negociación. Los otros cuatros bancos -Santander. Bankia,  Caixabank  y Sabadell Guipuzcoano- continúan estudiando la posibilidad de abrir una nueva línea de crédito de cara a finalizar la construcción de la draga Vox Alexia. Según fuentes conocedoras del proceso, en ese grupo que está mostrando recelos a la operación hay dos entidades más inclinadas a respaldar al astillero vizcaíno, pero no dan el paso porque buscan un consenso en el pool bancario. Las posiciones de las otras dos están más alejadas. Sin embargo, ninguna de las cuatro ha cerrado definitivamente la puerta.

«ETA deja a la izquierda abertzale la tarea de asumir el daño injusto causado» (Correo, Diario Vasco, Deia, Noticias de Gipuzkoa)

Al no reconocer el daño causado de manera injusta a todas las víctimas, «ETA ha dejado al conjunto de la izquierda abertzale una mochila muy pesada», advierte el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien explica que no acudió al acto de Cambo «por una cuestión ética y política y de dignidad institucional». En cuanto a la presencia de Andoni Ortuzar en el mismo, asegura que respeta los criterios de «quienes asistieron y quienes no». A su juicio, lo importante no fue Cambo, «sino el comunicado en el que ETA anunció su disolución». Y en cuanto a la insistencia de los mediadores en la ‘teoría del conflicto’ es tajante: «Es una distorsión de la realidad».