Cabecera informes Evolución Tejido Empresarial

Marzo 2017

Lo más destacable

  • En marzo creció en Euskadi el número de empresas inscritas en la Seguridad Social en el País Vasco, registrándose 168 empresas más que en febrero, mejorando el dato de marzo de 2016, cuando el número de empresas creció en 114. Gracias a ello, en términos interanuales el número de empresas ha crecido en 344 empresas, un 0,6% más, sumando un total de 58.801 empresas inscritas en la Seguridad Social, la cifra más alta para un mes de marzo desde el año 2012.
  • El número de empresas creció en marzo con respecto a febrero a un ritmo similar en los tres territorios. En términos interanuales Araba presenta un crecimiento más intenso (1,1%), que Gipuzkoa (0,6%) y Bizkaia (0,5%).
  • En marzo creció el número de autónomos en 177 personas, quedando en 172.705, mejorando ligeramente los datos de marzo de 2016. Respecto a marzo de 2016, el número de autónomos se ha reducido en 1.021 personas, manteniéndose en el -0,6% el ritmo de caída interanual. Desde el mínimo de agosto de 2013 sólo se han recuperado 1.353 de los 18.444 autónomos perdidos en la crisis.
  • En 2016 269 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 21,8% menos que en 2015. Se trata de la cifra más baja desde 2008. Por sectores, la reducción más acusada del número de empresas concursadas en 2016 se produjo en construcción (-41%), seguido de servicios (-21%), con un ligero aumento, del 2%, del número de empresas concursadas en la industria.
  • En resumen, marzo ha sido un mes positivo tanto en cuanto a la evolución del número de empresas como en lo que respecta al número de autónomos, si bien ambas variables siguen evolucionando de manera débil, e incluso con una ligera caída interanual del número de autónomos. Los mejores datos corresponden a la evolución del número de empresas concursadas, pues sigue disminuyendo trimestre a trimestre, si bien en el caso de la industria se produce un leve aumento del número de empresas concursadas.
  • El escaso ritmo de creación de empresas, unido al ligero descenso del número de autónomos en términos interanuales, refleja las dificultades existentes para recuperar el tejido empresarial vasco perdido durante la crisis. Todo ello pone de manifiesto la necesidad de impulsar medidas y planes que favorezcan la generación de nuevos proyectos empresariales y el emprendimiento, y que refuercen la viabilidad de las empresas existentes, algo necesario para mantener y asentar la generación de riqueza y empleo en Euskadi.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco