Cabecera informes Evolución Tejido Empresarial

Junio 2017

Lo más destacable

  • Como suele ocurrir en junio, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social en el País Vasco se redujo, con un descenso de 376 empresas, una cifra similar a la de junio del pasado año, cuando se produjo una caída de 364 empresas. En términos interanuales el número de empresas ha crecido en 109 empresas, un 0,2% más, alcanzando un total de 58.828 empresas inscritas en la Seguridad Social, la cifra más alta en un mes de junio desde el año 2012.
  • Respecto a mayo, el número de empresas bajó a un ritmo mayor en Araba, que en Bizkaia y Gipuzkoa, territorio éste último donde la caída fue casi nula. En términos interanuales Gipuzkoa presenta un crecimiento más intenso (0,5%), que Araba (0,2%) y Bizkaia (0,1%).
  • En junio el número de autónomos creció en 21 personas, sumando en 173.054. Se trata del peor mes de junio desde 2012. Respecto a junio de 2016, el número de autónomos se ha reducido en 1.231 personas, lo que supone un ritmo de caída interanual del -0,7%. Desde el mínimo de agosto de 2013 sólo se han recuperado 1.702 de los 18.444 autónomos perdidos en la crisis.
  • En el primer trimestre de 2017 72 empresas vascas entraron en procedimiento concursal, un 7,7% menos que en los tres primeros meses de 2016, la cifra más baja en un primer trimestre desde 2008. Por sectores, se registran descensos del número de empresas concursadas tanto en construcción (-23,5%), como en servicios (-21,6%), frente al aumento del número de empresas concursadas en la industria (90%).
  • Resumiendo, en junio se produjo un apreciable descenso del número de empresas, algo habitual en dicho mes, y un ligero aumento del número de autónomos. El número de empresas apenas ha crecido con respecto a un año antes, mientras que el número de autónomos se reduce en términos interanuales. Los mejores datos se dan en el número de empresas concursadas, pues sigue bajando trimestre a trimestre, si bien en el caso de la industria se produce una apreciable subida del número de empresas concursadas.
  • Tanto el escaso ritmo de creación de empresas, como el descenso del número de autónomos en términos interanuales, reflejan lo difícil que está resultando recuperar el tejido empresarial vasco perdido durante la crisis. En vista de esta situación, resulta esencial insistir en todas aquellas medidas y planes que faciliten la generación de nuevos proyectos empresariales y el emprendimiento, y que refuercen la viabilidad de las empresas existentes, pues sólo así se podrá asegurar la generación de riqueza y empleo en Euskadi.
Newsletter realizado en el marco del Convenio de colaboración suscrito con el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco