En Conclusión

  • 2017 finaliza como un buen año para la economía y el empleo en Euskadi, y dará paso a un 2018 muy similar, con lo que se alcanzarán ya cinco años de recuperación.
  • Para 2018, CONFEBASK prevé un crecimiento de la economía vasca del 2,9%, una creación de 18.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social y una reducción de la tasa de paro hasta el 8%.
  • El entorno económico, si bien será menos turbulento que en años anteriores, seguirá estando marcado por la velocidad del cambio, lo que exigirá seguir impulsando políticas y reformas que faciliten una adecuada competitividad empresarial, pues sólo así se podrá dar continuidad a la vigente etapa de crecimiento económico y del empleo.
  • Para ello, apostamos por reforzar la apuesta por la industria, por recuperar el tejido productivo perdido, por elevar nuestro atractivo para la actividad empresarial, por apoyar una I+D+i de calidad y eficiente, y por un sistema educativo y unas políticas de empleo ágiles y de calidad, que puedan responder a las necesidades de los jóvenes y de las empresas, y que sea capaz de preparar a las personas para su adaptación al cambio que supone la llegada de la industria 4.0.
  • Apuestas que sólo pueden tener éxito si entre todos generamos un marco de estabilidad y confianza, en el que encontremos grandes consensos en materias clave donde nos jugamos el progreso y bienestar económico y social.
  • Sigue siendo necesario, por tanto, el diálogo, la responsabilidad y el acuerdo, el llegar a diagnósticos compartidos, que nos permitan responder acertadamente a los importantes retos que se nos plantean como empresas y como sociedad en su conjunto.

ES RESPONSABILIDAD DE TODOS dar continuidad a la actual fase de recuperación económica y del empleo que vive Euskadi, con compromisos, comportamientos y acuerdos, que nos permitan conquistar un futuro de bienestar y progreso