En Conclusión

  • 2019, ha sido un año de desaceleración del crecimiento económico y de la creación de empleo en Euskadi, que dará paso a un 2020 similar, con un crecimiento algo menor, pero suficiente para mantener la senda de creación de empleo. 
  • Para 2020, CONFEBASK prevé un crecimiento de la economía vasca del 1,9% y del empleo en 11.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social, con el que se superará el nivel de empleo anterior a la crisis. Por su parte la tasa de paro se espera que descienda hasta el 9%. 
  • El entorno económico seguirá sometido a fuertes incertidumbres, (guerra comercial, Brexit, transición ecológica, situación política…), que según se resuelvan podrán incidir favorable o desfavorablemente en la evolución económica y ante los que habrá que permanecer vigilantes para reaccionar de forma adecuada.
  • Por ello, serán deseables marcos sociopolíticos e institucionales estables y generadores de confianza, en los que se puedan llegar a acuerdos con los que dar respuesta a los temas clave donde apoyar nuestro progreso y bienestar futuro.
  • Esta elevada incertidumbre también debería impulsar la adopción de medidas y políticas consensuadas que aseguren la continuidad del crecimiento económico, la actividad y la competitividad empresarial y la generación de empleo. La política fiscal debería remplazar a la política monetaria en el estímulo del crecimiento económico y la inversión.
  • Por último, será necesario también reforzar la apuesta por la industria, la inversión, la internacionalización, la I+D+i, la creación de nuevas empresas y sobre todo, por las personas, especialmente los jóvenes y las mujeres, a los que debemos ofrecer una cualificación adecuada para aprovechar las oportunidades de empleo que se generaran desde el tejido empresarial.

ES TAREA DE TODOS, con nuestro compromiso y responsabilidad contribuir a consolidar y prolongar la actual etapa de crecimiento económico y empleo que vivimos en Euskadi